Identitatem

No resul­ta sen­ci­llo ama­rrar en el mus­go; care­ce de vigor y arrai­go como para sopor­tar la ten­sión ejer­ci­da por la volun­tad. No es útil enrai­zar en sue­lo mus­tio, don­de los nutrien­tes esca­sean.Qui­sie­ra escu­pir la tie­rra cir­cun­dan­te, y obser­var si el líqui­do del des­pre­cio espa­bi­la al sus­tra­to. Raquí­ti­ca, escuá­li­da y acom­ple­ja­da. Dema­sia­do blan­da, dema­sia­do seca. Me […]

La última hora del lobo

reloj

Tres vuel­tas de lla­ve. Una ráfa­ga de aire estan­co, cela­dor pol­vo­rien­to y pacien­te, inva­de sus fosas nasa­les y le da la bien­ve­ni­da. La puer­ta arras­tra hacia el inte­rior un arco de par­tí­cu­las fosi­li­za­das por el tiem­po, dejan­do el sur­co carac­te­rís­ti­co de aque­llos umbra­les que mere­ce la pena tras­pa­sar.      No sien­te frío toda­vía, pero no le […]

El guardián de la ceniza

biblioteca

El silen­cio corroía todo el espa­cio. Llo­ra­ba, pero no ocu­rría el soni­do. El char­co de lágri­mas a sus pies no era más que un tes­ti­mo­nio fugaz de su cri­men. Tiri­tan­do, con carám­ba­nos por hue­sos, zozo­bra­ba en aquel sue­lo de pie­dra impreg­na­do por el hedor de la muer­te. El frío se ale­ja­ba de nue­vo, tras horas […]