La última hora del lobo

reloj

Tres vuel­tas de lla­ve. Una ráfa­ga de aire estan­co, cela­dor pol­vo­rien­to y pacien­te, inva­de sus fosas nasa­les y le da la bien­ve­ni­da. La puer­ta arras­tra hacia el inte­rior un arco de par­tí­cu­las fosi­li­za­das por el tiem­po, dejan­do el sur­co carac­te­rís­ti­co de aque­llos umbra­les que mere­ce la pena tras­pa­sar.      No sien­te frío toda­vía, pero no le […]

Retrato del último vaso

vaso-whisly

A raíz del segun­de­ro impues­to, las holan­das pasa­das por gar­gan­ta ya no que­man. La noche es alta, la sal­sa de car­ne espe­sa, el cal­do en la mano sua­ve, y la mira­da antes baja, aho­ra per­ma­ne­ce enhies­ta.      Tiri­tó la segun­da copa; la jus­ti­cia de la vid bebi­da embo­ta las seis cuer­das, y los hom­bres que can­ta­ban, […]

Ya no hay miedo

caminante-sobre-mar-nubes

¿Cuán­do fue la últi­ma vez que sen­tis­te mie­do? Y no me refie­ro al mie­do físi­co, pal­pa­ble; aquel que se exuda cada vez que pasa­mos por calles des­co­no­ci­das, cer­ca de indi­vi­duos que no ins­pi­ran dema­sia­da con­fian­za. No, me refie­ro al mie­do meta­fí­si­co, a la incer­ti­dum­bre de cami­nos o a los posos de arre­pen­ti­mien­to que, cual corrien­te […]

Frankenstein o el moderno Prometeo, por Mary Shelley

portada-Frankenstein

A todos nos sue­na la his­to­ria de cómo una joven­cí­si­ma Mary She­lley elu­cu­bró la pavo­ro­sa his­to­ria que nos ocu­pa a raíz de un reto pro­pues­to por par­te de Lord Byron, una noche del año sin verano de 1816. Pero el ima­gi­na­rio popu­lar que se ha dise­mi­na­do a par­tir del caris­má­ti­co ape­lli­do Fran­kens­tein, dis­ta enor­me­men­te de […]

Raigambre

oscuridad

Ya al entrar en la biblio­te­ca noté algo raro. Nor­mal­men­te, los pasi­llos que sue­lo tran­si­tar no rebo­san de gen­te. No hay muchas per­so­nas que vayan en bus­ca de volú­me­nes anti­cua­dos sobre teo­rías eso­té­ri­cas de la reali­dad. Tam­po­co es que yo sea un faná­ti­co pre­di­lec­to de aque­llos temas, pero cada año, según se acer­ca la fecha […]

En fragua ahogada

hombre-ahogándose

Estoy espe­ran­do aquí a alguien, deba­jo de la llu­via. Soy el gue­rre­ro que un día con­si­guió con­quis­tar­se a sí mis­mo. Pero mi igno­ran­cia no con­tó con pro­te­ger la con­quis­ta de los que qui­sie­ran arre­ba­tár­me­la. Qui­zás no temía per­der. O no sabía que los demás mons­truos y abe­rra­cio­nes eran el menor de los pro­ble­mas, com­pa­ra­dos con­mi­go […]

Cabeza de tres paredes

craneo-da-vinci

Se tra­ta­ba del jue­go de las sillas, pero con solo dos sillo­nes. Dos sillo­nes con sole­ra, aun­que impo­lu­tos, que ador­na­ban una habi­ta­ción car­bo­ni­za­da por el paso del tiem­po. A la habi­ta­ción le fal­ta­ba una de sus pare­des, que ser­vía de pape­le­ra a la gen­te que pasea­ba hacia nin­gún sitio. Dos hom­bres y una mujer ali­nea­dos daban la […]